Buscando la luz

publicado en: Blog, Opinión | 0
“…suavemente, dulcemente y sin estridencias…”

Hace ya algo más de dos días  que nos dejó María Teresa Martínez, la más entrañable y concienzuda archivera del CMF. La mejor, claro que sí.

Nos dejas despacito, suavemente, dulcemente y sin estridencias, como tu voz. Una voz tan imprescindible como todas y que sin imponer tu timbre nos ofrecías con generosidad la aportación que el Maestro le exigía a todas las cuerdas: afinación, sentido de conjunto y parte de tu alma, que sin alma ya se sabe, poco valen las depuradas técnicas del canto. A mí me valen poco.

Apenas te conocí durante tres años pero te has ido como te recuerdo, buscando la luz una vez más… se me hace que allá adonde llegues, serás muy capaz de organizarle al Gran Coro sus partituras.

Descansa en paz, querida Teresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.